jueves, 1 de septiembre de 2016

Pensando en la naturaleza.

Para mi la naturaleza la entiendo como nuestra madre, nuestro gran hogar. Y como nuestro cuerpo le debemos cuidar, mantenerlo limpio y que huela bien.

Pues bien con la naturaleza creo que debemos hacer lo mismo. Por eso lejos del campo aplico una serie de pautas, gestos, guiños, cuidados, pongo conciencia para aportar mi granito de arena en esa montaña que somos todos los seres vivos que vivimos y llenamos nuestra Tierra.


Estos gestos pueden ser simbólicos, de poquita cosa como podría pensar alguien. Pero para mi tiene valor doble. Ya que cada vez que las realizo pienso en los beneficios que trae para mi amada madre naturaleza siento que hago esto y que llega donde tiene que llegar.

Todos los días separo mi basura cartones y papel, envases plásticos y briks, vidrio, aceite usado, cables y aparatos eléctricos, aluminio, pilas, medicamentos y así un largo etcétera de cosas en las que me tomo la "molestia" de llevar a sus respectivos lugares de reciclaje.

Luego, cuando voy a comprar llevo mi carrito de la compra (de muchos usos) y voy a la compra sin aceptar bolsas de plástico, tan sólo las de implantación obligatoria que luego me dispongo a reutilizar debidamente en mi casa. Además con este hecho hago labor de concienciación sobre los pásticos (y lo digo por experiencia, no solo porque salga en las noticias). Al que me quiera escuchar le digo que hay bastante plástico en el mundo y que mi aportación es usar el menos que me sea posible.

Además de esto invito a todos a que nos demos cuenta de la cantidad de residuos que generamos nosotros todos los días. Y que tan solo imaginemos la multiplicación por todas las demás almas humanas para darnos cuenta de este problemón.

Otros gestos son por ejemplo el jabón natural que uso con mi colada y el vinagre para el suelo ambos productos altamente biodegradables y de pocos residuos. Al contrario de los potentes detergentes que intoxican nuestros ríos y mares.

 Luego me hice miembro de un grupo de consumo que nos trae verdura fresca. Recién cogida de una huerta cercana. Libre de insecticidas fertilizantes químicos y demás inmundicias químicas.

Estos y algunos más son mis gestos. Alguno me dirá como siempre que eso no sirve de nada. Qué eso de la separación en origen es un fraude. Lo que por otra parte nos es del todo verdad. O que la alimentación de origen ecológico es un negocio y hay que pagar el canon de ecológico cuando lo adquirimos. A esa gente la digo que NO. Que tengo la convicción de que esos gestos cambian mi mundo y que cada gesto que hago con ello pongo mi conciencia en ello y voy más allá ...Y Tú.¿Que haces para pensar en la Naturaleza?.


Imágenes: http://www.morguefile.com/ wildlife




No hay comentarios:

Publicar un comentario